Exposiciones | PAÍS SALSA
Exposición Colectiva
Inauguración y Cierre: De Sábado, 18 Febrero 2017 - 11:00am hasta Sábado, 11 Marzo 2017 - 2:00pm
::: Artistas participantes :::

Carlos Bonil, Elisabeth Donovan, Lucille De Witte, Juan Pablo Echeverri, Luz Estrella, Lina González, Johnson & Johnson, Katherine León, María Leubro, Malcolm Linton, Heidi Maldonado, Joya Mermeo, Don Nadie, Camilo Pachón, Nora Renaud , Wilmer Rodríguez, Gustavo Romero, Julián Santana, Francisco Toquica, Nicolás Vizcaíno, Jorge Zapata

 
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
 
 
Sofía De La Hoz – ¡BAILEMOS SEÑOR! La fiesta de la paz en Conejo! (fragmento)
5 de enero 2017

Bailar es sinónimo de vida y alegría, es disciplina placentera, arte que rebulle las venas del alma, pasión manifestándose desde las entrañas, convirtiéndose en trazos que van pintando obras de arte con los pies, bailar es una mujer caribe que abraza con las caderas, es la historia y la riqueza de un pueblo contada desde los cuerpos, es comunicación sin palabras.

Quizás por todo esto los amigos de la guerra porque en Colombia, prefieren que aun para celebrar la vida y la esperanza de una país en paz, nos distanciamos unos de otros, ven en el acercamiento grato de un abrazo en una noche de año nuevo, una amenaza, un peligro, señalan como irrespeto el permitir la resiliencia que tal como lo decía Gilles Deleuze: “El arte es lo que resiste: resiste a la muerte, a la servidumbre, a la infamia, a la vergüenza”, prefieren vernos prevenidos y distantes, ven como obvio que en la consolidación de este proceso de paz que tanto han buscado torpedear, las relaciones se den de forma casi robótica y fría.
Por esto descalifican el acontecimiento que se dio en el departamento de la Guajira municipio de Conejo en el lugar conocido como la Y de las Marimondas, ubicación de uno de los lugares de pre-agrupamiento de las Farc-EP, el 31 de diciembre pasado, mostrando como grotesco e inapropiado un acto concreto de humanización del conflicto, pretenden convencer a los protagonistas de este, al gobierno y a la sociedad completa, que lo ocurrido fue un error.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Andrés Caicedo, “¡Que viva la música!” (fragmento)

Pero ya estaban allí los gordos, los cerdos, los censores, no se habían perdido una y no podían ver con buenos ojos que hubiera salido desplazada la medio bandita de Medellín, porque ya se sabe el estribillo: "Co-lom-bia: ¡esta es tu música!", que quiere imponer hasta la miseria por el hecho de ser autóctono. No podían ver con buenos ojos que Bobby hiciera como que iba a sacar el pañuelo y ¡snif!, chuá, saludando a todo aquél que es abacuá, y los jovencitos vitoreando el descaro, pensando: "¿qué valentía, que onda, que canti de perico, regalarán después de la función?", fantasías así, y al Bobby le gustaban, le gustaba esa inocencia para guaguancó tan raro, que lo aceptaran así, cuándo en Nueva York, con toda la mala propaganda que ya se gestaba, ¿cuándo? Pero aquí le celebraban hasta las plumas, si le daba la gana echarlas. ¿Cuándo en Nueva York, machos? "Recuerdos que me traen estos aires —le decía después al Richie, al amigo— de las playas apartadas que nos imaginábamos de mi Puerto Rico, debajo de los puentes y de los subterráneos de Nueva York oliendo a gris e imaginándonos el sol que haría en la lejanía, en mi Borinquén, poniéndonos de acuerdo sobre las bases para el nuevo ritmo, ¿recuerdas? Imaginábamos, por no tenerlo, viento que en las cañas, en las palmeras, Riquito, tenemos que seguir viniendo". Y les cruzaba la menté, en línea recta, un recuerdo de Nueva York a las 6 de la tarde que los asustaba y los unía más. "Sólo que no tires tanto frenterismo", le aconsejaría Richie, bromeando, como el que habla de lo que menos convencido está. "Pero si lo pide la audiencia, yo lo doy —aseguraría el Bobby—. Y a los que no les guste, me les cago encima". Y se cagó, la pura verdad. Eso no era sino un solo salirse de señoras acaloradas, de señores lívidos de ira, los organizadores: "Saber que íbamos a traer una orquesta de homosexuales y drogadictos, mejor hubiéramos puestos discos", y las hijas de los organizadores: "Mamá, qué es ese Bugalú, eso no se puede bailar, qué vulgaridad, se me cae la cara de pena con Pablito, hacerlo venir desde Bogotá, ¿por qué no salen otra vez Los Graduados, tan divino Gustavito? ¿Por qué no vamos a un grill a oír El gavilán Pollero?”. E iban saliendo, vacías las mesas privilegiadas, esta rumba la arma el pueblo y va a durar hasta mañana, porque oye: ¿Quieres más Bugalú? Quién decía que no no, quién, cómete ese piano Richie, porque allí dicen que a un empleado del Palacio Municipal le quebraron una mesa en la cabeza. 

¿Y dónde estarían los amigos? El Tuercas y Salvador, ¿dónde? "Rubén, Rubencito, al fin te dejas ver, lo que te hemos buscado, iiizz, ya creíamos que habías sucumbido a la Salsa, uuuuy, pero qué carita tenés, que ojos más culísimos, ¿ningún problema? ¿Cómo hiciste para llegar tan rápido a la tarima? A nosotros nos costó toda la noche, claro que antes conseguimos mesa, hay un amigo de Salvador que está pidiendo ginebra a lo loco y costiando que da miedo, aquí me traje media botella, ve, mirá, tomá, bebito, así me gusta, qué violencia de Salsa, ¿no? Ante esto no hay como estar bien pepo, nosostros nos acabamos de meter otro Balino, te estuvimos buscando pero nada, ¿querés otro gotrica? Eeeeeso, hay que gozar de la vida ahora que somos jóvenes y tenemos tiempo, ya después vamos a morir: es la ley de la existencia y nadie la cambiará, ¿qué te pasa? No te me eches encima, estás muy pálido, alístate, no te dejes caer, ¿qué te pasa? Préndete de mi hombro, seguro hubo demasiado agite, claro y vos en medio de la pelotera, tomá otro trago, tomá aire y bebé bastante, eeeso, bebito, a ver si se te quita semejante pálida, qué ojitos, si te viera tu mamá, en qué compañías andas, nunca me voy a olvidar de esta rumba grande, la mejor orquesta del mundo, por allí me dijeron que dizque Bobby Cruz te había hecho ojitos, pilas a ver si nos ligamos después del show y nos lleva al hotel de puro Perico, eeeeeyy, no te me echés encima, ¿te sentís muy mal? ¿Querés vomitar?".

 
 
Videos Seleccionados
Imágenes Seleccionadas